Reflexión – Estación de Penitencia

Gracias a Dios, y al trabajo de muchas personas, nuestra hermandad goza de buena salud y mantiene actividad y vida durante todo el curso. Los más de 1.200 hermanos que formamos parte de esta cofradía tenemos la posibilidad de participar en numerosas actividades e iniciativas que se desarrollan a lo largo del año en su propia sede canónica, así como en los colegios de La Salle de Jerez y otros lugares.

salidaSin embargo, no cabe duda, de que la atención fundamental de una hermandad de penitencia se centra, por su propia esencia, en la Cuaresma, especialmente en la Semana Santa y más concretamente, la nuestra, la Cofradía de la entrada triunfal de Cristo Rey en Jerusalén, en la apertura de la misma en su primer día. Porque el Domingo de Ramos, en Jerez, es Cristo Rey y Ntra. Sra. de la Estrella en la calle.

En ese acto, un solo día del año, la Cofradía en su conjunto y sus nazarenos, personalmente, realizan a la vez una procesión externa y otra interna. Una procesión de los sentidos y la estética, al mismo tiempo que una procesión del sentimiento y la Fe.

Como hermanos, supone un privilegio vestir ese hábito blanco inmaculado y cubrir nuestro rostro con el antifaz de profundo azul cielo. Bajo estas prendas, en nuestras mentes, en nuestras almas y nuestros corazones: contrición, agradecimiento, reflexión, plegaria, meditación, ruego o aquello que al yo interior de cada cual nazca.

Para la comunidad de fieles que es la Hermandad es un orgullo mostrar a Nuestros Sagrados Titulares así como a la representación iconográfica de la Pasión de Cristo, y acompañarlos como manifestación pública de Fe y realidad mediante la que evangelizar.

reflexión

Del mismo modo, en las entrañas no visibles de este hecho, se encuentra ese cortejo de nazarenos que en recogimiento y en comunión con lo representado, traen a sus vidas el Misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, para alimento espiritual.

Y todo ello, con la realización de la Estación de Penitencia el Domingo de Ramos y la ilusión que muchos Hermanos ponemos para que ello se lleve a término.

La salida procesional es algo que ningún hermano con facultades suficientes debería desaprovechar.

Que esta breve reflexión sirva  para invitar a todos los hermanos a tomar el hábito y procesionar el próximo Domingo de Ramos con su Hermandad.