16 DE JUNIO – LXII ANIVERARIO DE LA FUNDACIÓN DE NUESTRA HERMANDAD

Hoy, fecha en la que conmemoramos el LXII Aniversario de la Fundación, recemos una oración por nuestros Hermanos Difuntos y por las intenciones de nuestra Hermandad.
¡Que las almas de nuestros difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz. Así sea.!
“El que suscribe, Hermano Tomás, religioso profeso del Instituto de las Escuelas Cristianas, Director de la Comunidad de Hermanos que regenta la Escuela de San José en esta ciudad de Jerez de la Frontera, declaro con el mejor gusto que esta comunidad ve con beneplácito la idea y proyecto de un compacto grupo de antiguos alumnos que llevados de verdadera piedad y espíritu penitencial, desean la constitución y erección en la Capilla de estas escuelas de una Hermandad de Penitencia bajo la institulación de Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Triunfal Entrada de Jesús en Jerusalén y María Santísima de la Estrella, pues ello servirá sin duda, para mejor afirmar los nexos de estos antiguos alumnos entre sí y con los que actualmente y en lo sucesivo frecuenten estas escuelas, siguiendo además los laudables efectos de una intensa vida post-escolar y manteniendo el mejor contacto con sus profesores, de todo lo cual sólo pueden derivarse frutos copiosos en bien de las almas.”
Este histórico escrito del Hermano Tomás fechado en 16 de Junio de 1.949, Festividad del Corpus Christi, lo podemos y debemos considerar como el acta fundacional de nuestra Cofradía. El texto de aquella carta es meridianamente claro al exponer los motivos fundacionales de la Hermandad.
El Domingo de Ramos, 18 de marzo de 1951, realizaba su primera salida procesional Cristo Rey. En este año solamente salió Cristo Rey montado en la borriquita, seguido por el pollino, sobre el paso prestado por la Hermandad de la Oración en el Huerto, con cuatro grandes artísticos faroles en las esquinas. El horario e itinerario que le señalaron fue el siguiente: Salida a las 19,40, Rotonda a las 20,10, Presidencia a las 20,30, Catedral a las 21,30 y Entrada en su Templo a las 22,45. Su primer itinerario: Plaza San Marcos, Plaza Rafael Rivero, Puerta de Sevilla, José Antonio Primo de Rivera, Rotonda, Carrera Oficial, Plaza de la Encarnación, Hortas Cáliz, Manuel María González, Plaza Monti, Plaza de los Reyes Católicos, Calvo Sotelo, Eduardo Dato, Conde Cañete del Pinar, Carmen Núñez de Villavicencio,. Alfonso el Sabio, Plaza Rafael Rivero y San Marcos.
Desde aquel memorable año, cuando se abren las puertas de la Escuela de San José, en la tarde del Domingo de Ramos, cientos de palmas recién bendecidas y docenas de campanilla niñas, entre manos y hábitos blanquiazules, abren de par en par la Semana Santa.
La “Borriquita” es intencionadamente desde entonces a la Semana Santa de Jerez, lo que un prologo debe ser a su libro.
Desde un principio la razón de vida de esta naciente Cofradía era unir a los alumnos y ex alumnos de las Escuelas Cristianas.
Cuando llevamos cumplido LXII años de vida, la misma aspiración que motivaron a nuestros Hermanos Fundadores de crear una nueva Cofradía, que sin precedentes en el historial cofradiero de la ciudad, viniese sin embargo a completar el grandioso conjunto que integrasen las existentes, nos mueva a nosotros en continuar con esa misma labor.
Y es precisamente el momento de recordarnos, que el próximo mes de Mayo de 2.012 viviremos, sin lugar a dudas unas jornadas históricas para nuestra Cofradía, con la celebración del CINCUENTENARIO DE LA BENDICIÓN DE NUESTRA SEÑORA DE LA ESTRELLA.
Podemos y debemos tener la fortuna, de que muy pronto Nuestra Señora de la Estrella sea Coronada Canónicamente por el obispo de la diócesis, D. José Mazuelo, con el apoyo decidido de los Hermanos del Instituto Lasaliano.
Las Hermandades cuyo fin es el culto público, como institución está formadas por personas que han asumido libremente su pertenencia.
Por ello, los cofrades junto al fin esencial del culto público, debemos asumir las responsabilidades propias de su condición.
Nuestra obligación “moral” de engrandecer la Cofradía-Institución, de proyectarla para el futuro, ya que esta, permanecerá por los siglos de los siglos, nosotros, como dice el villancico “ nos iremos… para no volver jamás…”
Gracias al esfuerzo de los que se marcharon, memoria viva unos, recuerdos nebulosos otros, olvido desagradecido los más, que retornan cada Domingo de Ramos convertidos en brisas de aire, en sones de repique, en susurros de cante para visitar la Cofradía que fue razón de sus vidas, devociones de sus almas y desvelos de sus sueños y que reitero, gracias a ellos, disfrutamos hoy en día de nuestra Hermandad, una gran Hermandad.
¡En nuestras manos está! nuestra respuesta tiene que ser acorde y estar a la altura de este gran acontecimiento mariano que nuestra Hermandad debe tener la suerte de protagonizar.
Por ello, insisto en la necesaria participación de todos los cofrades en este extraordinario proyecto.
La Junta de Gobierno actual, tiene la responsabilidad y la obligación moral que eso sea así. Que los actos del Cincuentenario gocen del mayor esplendor posible para la mayor Gloria de Nuestra Madre, Nuestra Señora de la Estrella
Ahora, es nuestro momento y debemos sentirnos orgullosos de poder vivirlos y recordarlos con sentimientos en el futuro.
Futuras Juntas de Gobiernos, tendrán la obligación de no privar a generaciones venideras del regocijo de celebrar unas Bodas de Diamantes, un Centenario o simplemente un nuevo Domingo de Ramos y a nosotros… ¡nos queda la suerte de estar para vivirlos…!
Que así como Jesús tuvo una actitud humilde y pacífica cuando entró en Jerusalén sobre una “Borriquita”, seamos nosotros ejemplos de paz y humildad para los demás.
¡ DIOS BENDIGA LA HERMANDAD !
                                                                                                     Abelardo Escudero Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *